buscar

Enchiriadis | BARROCA (1 CD)

Facebook Twitter

precio

11,95 €

Il Pellegrino
Cosimo III dei Medici.Viaggio di Spagna e Portogallo (1668-1669)


REF.: EN 2010
EAN 13: 8437002261108
24 horas: Si realiza el pedido hoy, este producto estará listo para ser enviado el lunes 26/10/2020


FECHA DE PUBLICACIÓN
01/01/2005

INTÉRPRETES
Resonet
Mercedes Hernández (soprano)
David Sagastume (contratenor)
Felix Rienth (tenor)
José Enrique Pedrosa (barítono)
Juan Sebastián Lima (tiorba, guitarra barroca)
Fahmi Alqhai (viola da gamba)
Jordi Argelaga (flautas, chirimía, oboe barroco)
Manuel Vilas (arpa doble)
María Crisol (fagot barroco)
Tomás Rábanos (percusión)
Xoán Ramón Marín Martínez (percusión)
Fernando Reyes (guitarra barroca, tiorba, colascione)
Colaboran: Evaristo Calvo (actor) • Pablo Carpintero (gaita)
Fernando Reyes, dirección


CONTENIDO

Il Pellegrino
Cosimo III dei Medici.Viaggio di Spagna e Portogallo (1668-1669)

FLORENCIA
1 Aria di Fiorenza Chiggi Codex. QIV28
2 Lieta parto si, si. Ercole in Tebe . Alessandro Melani (1639-1703)
3 Rotta del Aria di Fiorenza Chiggi Codex. QIV28

BARCELONA
La Favola d’Eco:
4 Sardana. Manuscrito 741/22 Biblioteca Central de Cataluña
Eco y Narciso (Música anónima.Texto: Pedro Calderón de la Barca)
5 Músicos: A los años felices de Eco
6 Laura: Por del monte la falda
7 Músicos: ¡A la falda, a la selva!
8 Eco y Narciso: Si en los que bien quieren
9 Eco: Bellísimo Narciso
10 Narciso: Oye, mi bien
11 La miñona de Cataluña. Gaspar Sanz (1640-1710)
12 Aria di Fiorenza Anon. Chiggi Codex. QIV28

MONTSERRAT
13 Villancico:Ay pecador divertido en flores. Joan Prim (1628-1692)

MADRID
14 Tenebrae factae sunt. Responsorio de tinieblas. Tomás Luis de Victoria (1548-1611)
Auto de Santa Teresa de Jesús. Félix Lope de Vega
15 Torneo. Gaspar Sanz
16 San Miguel: Es el pleito
17 Improvisación (a partir de: Mattacino: Gio. Girolamo Kapsberger (c.1580-1651)
18 Teresa: La clara y blanca luna.
(Improvisación a partir de: Pasacalle sobre la D. Antonio de Santa Cruz; s. XVII)

CÓRDOBA
19 Amar a Dios por Dios. Domenico Mazzocchi (1592-1665).
Con pasacalles de Johannis Cabanilles (1644-1712)
20 Alma, si sabes de amor. Francisco Guerrero (1528-1599)

SEVILLA
21 Fuera que va.Villancico de Navidad. Joan Cererols (1618-1676)

ESTREMOZ
22 Te Deum Laudamus. Francisco Martins/Aria di Fiorenza (3 partitas) Chiggi Codex. QIV28

LISBOA
23 Principio da Batalha. Ms 964. Biblioteca Pública de Braga
24 Couza pertencente á Batalha. Ms 964. Biblioteca Pública de Braga
25 Ya las sombras de la noche. Antonio Marques Lesbio (1639-1709)
26 Italianas e extranjeiras para arpa e organo Aria. Ms 964. Biblioteca Pública de Braga.Augusto Príncipe

SANTIAGO DE COMPOSTELA
27 Folión. Popular
28 Xota. Popular Galicia
29 Villancico al Santísimo: Luces y cariños. José de Vaquedano (1642-1711)
30 Motete.Adiuvanos Deus. José de Vaqueda

! CD - Digipack - Duración total: 61:00


RESEÑA (La Quinta de Mahler)

Desde hace más de un cuarto de siglo resido en Torrelodones, donde también pasé buena parte de mi infancia y adolescencia. Y recuerdo con enorme cariño a don José de Vicente Muñoz, el maestro que guió mis primeros contactos con las letras en la vieja escuela del pueblo. Don José nos contó un día que la primera representación iconográfica de nuestro pueblo se hizo durante el viaje por España de un gran duque italiano. La calle Real del pueblo, al parecer, aparecía en un grabado en cuya parte izquierda podía contemplarse la célebre Torre de los Lodones, hoy aún visible desde la autopista a La Coruña.
Por eso me ha alegrado tanto la publicación del compacto Il Pellegrino, grabado en la iglesia de San Martin Pinario de Santiago de Compostela por el grupo Resonet que dirige Fernando Reyes. El contenido de este cedé se refiere precisamente al viaje realizado por el príncipe Cosimo III de' Medici (1639-1723), gran duque de Toscana, a la Península Ibérica. El príncipe había salido de tierras italianas por dos motivos. Primero, para entrar en contacto con las diversas Cortes europeas como heredero del Gran Ducado de Toscana de su padre Fernando II y luego para olvidar las constantes desavenencias con su esposa Margarita-Luisa de Orléans, prima del rey Luis XIV de Francia. La incompatibilidad de caracteres entre ambos era total, pues a las inquietudes y caprichos de ella, él oponía un modo de ser apacible y una vida sosegada. Mientras ella era incansable bailarina, él leía libros en latín o practicaba una serie de devociones. Desde el primer momento, tras la boda por poderes, Margarita-Luisa quiso regresar a Francia, dejándole plantado. Tras unos años desgraciados junto a Cosimo, pudo al fin anular su matrimonio y regresar a su país natal, pero como monja en un convento de Montmartre. Eso no le impedía tener un montón de criados a su servicio, salir hacia París a caballo con trajes masculinos escoltada por sus servidores, tener amantes (algunos de la más baja condición social) y gastar grandes sumas en juegos de azar. Todo a cargo de Cosimo, a quien no paraba de pedir dinero, aunque en una de las cartas le escribió que hubiese querido verlo ahorcado.
En fin, Cosimo estuvo de viaje por Europa entre 1667 y 1669 y visitó Austria, Alemania, Holanda, España, Portugal, Francia y Gran Bretaña. Llevaba un cronista oficial del viaje, Malagotti y otros redactores -Cinti, Gornia, Corsini, más un dibujante excelente, Pier María Baldi, gracias al cual la relación del viaje es una de las joyas de la Biblioteca Laurenciana de Florencia, con sus 71 láminas.
La música acompañó a Cosimo desde su nacimiento, pues con este motivo tuvo lugar en las estancias de su madre, Victoria della Rovere, una pequeña muestra de "musica reservata", como diría Nicola Vicentino, con la representación de la pequeña pieza "composta in musica" titulada Il Pellegrino, de Lorenzo Cattani. Durante muchos años, al llegar el aniversario de Cosimo volvía a representarse. La música se perdió, pero aquellas funciones influirían seguramente en el afán viajero del príncipe, hasta el punto de convertirle con el tiempo en un peregrino más a Compostela. Y esto es lo que nos ilustra, con muy buena música, el disco Il Pellegrino de Resonet. Su programa se basa por un lado en el texto de la Relazione del viaggio di Spagna, y no solo elige autores del siglo XVII contemporáneos del Cosimo III, como Joan Prim, Gaspar Sanz, Joan Baptista Cabanilles, Antonio Marques Lesbio, José de Vaquedano, sino de épocas anteriores que mantuvieron su vigencia hasta la época del viaje a España del príncipe toscano. Así por ejemplo Domenico Mazzocchi, Francisco Guerrero y Tomás Luis de Victoria.
El disco comienza en Florencia, lugar natal del futuro Gran Duque, donde un aria de Ercole in Tebe de Alessandro Melani, nos introduce en el largo periplo por medio de la bonita voz de la soprano Mercedes Hernández. El viaje de Cosimo por España comienza el 25 de septiembre de 1668 en Cataluña y el disco del grupo Resonet lo recuerda con una antigua sardana, un villancico del archivo de Montserrat y unos breves pasajes de la fiesta real Eco y Narciso, representada en el Buen Retiro de Madrid el 12 de julio de 1661 con ocasión del cumpleaños de la infanta Margarita. Se trataba de la bellísima comedia mitológica de Pedro Calderón con música escrita probablemente por Juan Hidalgo, que el año anterior había ya colaborado con el gran dramaturgo en La púrpura de la rosa. Está entre las mayores aportaciones de este compacto, lleno de piezas altamente representativas a la hora de evocar el recorrido español de Cosimo de' Medici. Destacaré las dos improvisaciones sobre el "mattacino" de Kapsberger y el declamado del Auto de Santa Teresa sobre el "pasacalle" de Antonio de Santa Cruz, así como el célebre soneto, atribuido a la santa abulense, No me mueve mi Dios para quererte, con pasacalles de Cabanilles. Muy hermoso el tono de Antonio Marques Lesbio ya las sombras de la noche, todo un hondo madrigal de la mejor ley. La entrada de el folión y la xota, esta última en la gaita de Pablo Carpintero, nos llevan al destino final, del viaje, Galicia. Allí podemos escuchar además un motete y un villancico al Santísimo del compositor navarro José de Vaguedano, que todavía no era maestro de capilla en Santiago cuando a primeros de marzo de 1669, llegó como peregrino Cosimo de' Medici. Por cierto, al villancico de Vaquedano le faltan las tres últimas estrofas de las coplas, detalle irrelevante en una grabación tan digna de alabar en lo vocal como en lo instrumental.

Andrés Ruíz Tarazona


En septiembre de 1668 Cosme III de Medici inició un largo viaje que lo llevó por distintos puntos de Europa. Los motivos fueron políticos, culturales, religiosos, personales...; visitó centros de peregrinación y fue recibido con honores de rey en muchas cortes y ciudades importantes. Varios de sus acompañantes escribieron crónicas, diarios de viaje y cartas que se conservan en archivos de Florencia e incluso uno de ellos, Pier Maria Baldi, realizó una acuarela representando a cada ciudad por la que pasaron. En los textos se describen muchas de las situaciones y de los lugares visitados; las informaciones referidas a la música, teatro, fiestas, celebraciones litúrgicas y situaciones privadas nos presentan un panorama de la vida cultural de la Europa de la segunda mitad del s. XVII muy variado y a veces sorprendente.
Il Pellegrino
Cuando Cosme nació, fue representada en las estancias de su madre la pequeña obra teatral Il Pellegrino, con música, hoy perdida, de Lorenzo Cattani. Cada año, en el aniversario de su nacimiento, se volvería a representar la pieza. Florencia fuera ya un siglo antes la ciudad que más impulsara los cambios en el arte musical en el período barroco. La búsqueda en los diferentes modos de motivar cambios en los afectos y reacciones emotivas e incluso modelar el carácter de los oyentes a través de la música era el centro de esas investigaciones. Cosme se convertirá en una de las demostraciones del poder que tiene la música en la motivación y en la educación del ser humano. Después de escuchar cada año la pieza dedicada a él, Il Pellegrino, llegó a ser un verdadero peregrino que hizo largos viajes y que tambien, como tantos otros, llegó a Compostela como peregrino anónimo.
El viaje por España y Portugal. Crónicas y documentos de la vida musical.
Los peregrinos presenciaron espectáculos teatrales, actos litúrgicos, procesiones, participaron en fiestas privadas, en sesiones de música y danza en monasterios, conventos, corrales, teatros, calles... Los escritos que describen la primera parte del viaje, por España y Portugal, nos dejan una panorámica clara, diversa y rica de la práctica musical en la península ibérica en los años centrales del período barroco. la gran cantidad de referencias a la música nos permite elaborar un itineraio musical y sugerir la variedad de situaciones y manifestaciones donde ese arte era parte importante. Utilizamos, para la identificación de los textos relativos a las situaciones musicales, la publicación de Ángel SANCHEZ RIVERO e Angela MARIUTTI: Relazione del Viaggio di Spagna e Relazione del viaggio del Portogallo e Galizia. publicada en Madrid en 1933, que integra magistralmente y con un rigor ejemplar los diferentes relatos existentes del viaje. Partiendo de la crónica oficial de Lorenzo Magalotti, los autores completan esta con las aportaciones de los textos conservados y escritos por otros compañeros del viaje: Filippo Corsini, el doctor Giovanbattista Gornia, Jacopo Ciuti y algunas cartas y comunicados oficiales.
Las músicas. El programa de las músicas del viaje.
La contemplación de las situaciones musicales descritas directamente superaría los límites de un cd. Las referencias seleccionadas, descritas literalmente, sugieren la gran variedad de situaciones, formas y formaciones, y la funcionalidad, espontaneidad y valor artístico de las músicas y situaciones musicales de ese período en España y Portugal. El programa del cd tiene como base diferentes referentes. El primero es el mismo texto de las crónicas y documentos y las referencias más destacadas referidas a la música (en este aspecto, recurrimos a autores conocidos en la época de Cosme, algunos contemporáneos como Cabanilles o Sanz y otros de períodos anteriores pero muy conocidos en el momento: Victoria, Guerrero, Mazzocchi). Otro referente importante son las músicas de los compositores de las capillas musicales de los centros religiosos y las cortes que el Medici visitó (Cererols, Martins, Vaquedano...). La tercera referencia son las músicas representativas de la Florencia de Cosme y las de origen popular recogidas en fuentes de la época del viaje (aria de Florencia, torneo, matachines, pasacalles). Para ilustrar la salida de Florencia, recurrimos a una versión anónima del aria de Florencia y a un aria de la ópera de Alessandro Melani: Ercole in Tebe, que fuera ofrecida a Cosme en las celebraciones de su boda con Margarita Luisa de Orleans en 1661.
Las situaciones en las que Cosme presenció música se amplían considerablemente con el ámbito teatral, en el que sabemos que la música era parte indisociable. Los viajeros asisten a muchas representaciones de comedias. De alguna de ellas (Il Bibino, Los Medicis de Florencia), no encontramos referencias, pero la Favola d'Eco y Santa Teresa, podrían con mucha probabilidad, ser obra de Calderón de la Barca y de Lope de Vega respectivamente. De la primera recreamos la situación descrita en la crónica, con músicas propias de la obra, y de la segunda recurrimos a la crónica y a los textos de la pieza para recrear situaciones significativas.
Portugal. Te Deum para un príncipe.
Cuando Cosme entró en Portugal, fue recibido en Estremoz con la pieza musical religiosa más solemmne. El Te Deum fue la pieza con la que se celebraron acuerdos de paz, victorias, coronaciones y visitas de reyes y príncipes. Nos permitimos intercalar en el Te Deum de Francisco Martins tres variaciones anónimas del aria de Florencia conservadas en la Biblioteca Vaticana sabiendo que, en las celebraciones religiosas y civiles, las piezas que hoy se conservan en los archivos eran casi siempre presentadas en un contexto musical mucho más amplio, variado y creativo. El Aria de Florencia, danza lenta y solemne, portadora de la historia, sentir y personalidad de las ciudad del Arno, de sus ciudadanos y de sus regidores, y con la que podríamos presagiar el cercano fin de las dinastía más importante de la historia del arte europeo, encuentra en este momento del viaje su lugar más adecuado. Recuerdo fugaz de los cientos de procesiones que Cosme había presenciado en Florencia, remota posibilidad de que fuese así en el convento de San Francisco aquella noche del 13 de enero de 1669, o simple invención, poco importa en este punto del viaje. las crónicas y documentos seguirán su camino describiendo la enorme variedady riqueza musical que en esos momentos había en Portugal.
Las músicas de Galicia y Compostela en las crónicas del viaje
Los cronistas no hacen referencia a las músicas escuchadas a su paso por Galicia, una de las zonas de la península ibérica más rica musicalmente en la época. Esta ausencia no sería importante si se refiriese solo a las músicas populares porque en las crónicas no se hace casi referencia alguna a ese tipo de músicas en otros lugares; pero tampoco se hace referencia a las músicas probablemente escuchadas en la catedral de Santiago, que contaba con una de las capillas musicales más importantes. Tampoco se conservan hoy más que dos piezas del maestro de capilla que estaba en la basílica de Santiago en esos momentos: Diego Verdugo. Muchas y coincidentes podrían ser las explicaciones de ambos hechos. Una de ellas podría ser la espectacularidad, teatralidad, individialidad y eficacia en mover los afectos propias de la liturgia de Santiago, ya definida en el Códice Calixtino en el siglo XII, que probablemente provocaría el asombro y el silencio de los visitantes florentinos y con seguridad la censura y eliminación de las partituras en escrutinios posteriores. Como conclusión del recorrido musical en la península ibérica, para la llegada a Santiago recurrimos a las descripciones que otros peregrinos habían hecho pocos años antes (el austríaco Christoph Gunziger en 1655) y despues (el boloñés Domenico Laffi en 1681). El toque procesional de tambor grave, una danza de gaita, y dos piezas del compositor que substituyó a Verdugo, José de Vaquedano, nos acercan con sencillez a algunos de los elementos musicales que participaron en la liturgia de la catedral de Santiago.
La continuación del viaje
Cosme y sus acompañantes se dirigieron desde Galicia hasta las Islas Británicas para continuar el viaje que los llevaría también por Francia y otros países. Probablemente en las crónicas correspondientes tambien hay muchas referencias que aportarían perspectivas y datos importantes sobre la práctica musical en la Europa del Barroco... Pero eso será otra peregrinación.

Fernando Reyes Ferrón
Compostela, agosto 2004

descuentos especiales

11,95 €

Enchiriadis
Il Pellegrino
Cosimo III dei Medici.Viaggio di Spagna e...

15,95 €

Alia Vox
Metamorphoses Fidei
CD Catálogo
27,90 €
26,51 €

11,95 €

Enchiriadis
Il Pellegrino
Cosimo III dei Medici.Viaggio di Spagna e...

15,95 €

Alia Vox
Metamorphoses Fidei
CD Catálogo

16,95 €

Alpha
Plaisir d'amour
Canciones y Romances franceses antiguos
44,85 €
40,37 €

+ del mismo compositor

15,95 €
Alia Vox
Harmonie Universelle
Disco catálogo
16,95 €
Alpha
La Tarantella
Antidotum Tarantulae
15,95 €
Alia Vox
Metamorphoses Fidei
CD Catálogo

+ del mismo sello

11,95 €
Enchiriadis
Johann Christoph Pepusch
Cantatas para tenor y Sonatas para flauta de pico
11,95 € 10,15 €
Enchiriadis
Bartolomé de Selma y Salaverde
Obras
16,95 €
Enchiriadis
Alonso Lobo
Missae
LA QUINTA DE MAHLER

Nuestro espacio

Teléfono
91 805 3899

Correo electrónico
tienda@
laquintademahler.com

Nuevo local
Galileo 46
28015 Madrid

Horario
De lunes a viernes:
11:00-14:00
17:00-20:00
Sábados:
11:00-14:00

DESTACADO