buscar

Aeon | CORAL | MEDIEVAL Y RENACENTISTA | RELIGIOSA (1 CD)

Facebook Twitter

precio

16,95 €

Anthonius Divitis; Antoine de Févin
Lux Perpetua; Requiem


REF.: AECD 1216
EAN 13: 3760058360163
24 horas: Si realiza el pedido hoy, este producto estará listo para ser enviado el jueves 17/10/2019


FECHA DE PUBLICACIÓN
23/02/2012

INTÉRPRETES
Ensemble Organum
Marcel Pérès, director


CONTENIDO

Anthonius Divitis / Antoine de Févin (s. XV):

Lux Perpetua
Requiem

1 Introït : Requiem 6’52
2 Kyrie 6’37
3 Epistolas beati Pauli Apostoli ad Thessalonicenses 3’34
4 Graduel : Si ambulem 8’25
5 Tractus : Sitivit anima mea 2’45
6 Tractus : Fuerunt mihi lacrime 3’09
7 Evangelium secundum Joannem (II, 21-27.) 4’01
8 Offertorium : Domine Ihesu Christe 9’25
9 Préface 2’56
10 Sanctus 5’19
11 Agnus Dei 4’04
12 Communio : Lux eterna 3’01
13 Tantum ergo sacramentum (Anonymous) 5’47

1 CD - DDD - 65'55''


RESEÑA (La Quinta de Mahler)

Cumplen treinta años. Después de más de mil trescientos espectáculos en directo en todos los continentes y más de cuarenta discos, si a uno le gusta la apuesta permanentemente renovada del ensemble Organum y Marcel Pérès es difícil hacer una reseña a un nuevo registro sin convertirse en un propagandista, sin que parezca que es publicidad de la propia discográfica. Los críticos de Pérès dirán que, sea lo que sea el repertorio escogido, siempre impera la “sonoridad Organum”. Esa presunta debilidad es la fortaleza de la formación francesa, fiel a un modo de hacer que, contra corriente y asentada en firmes bases teóricas, continúa llevando a la práctica tres décadas después de su arrebatadora e iconoclasta entrada en escena. Y lo mismo da que hablemos de paleomonodias que de polifonías floridas. Sientan cátedra con solo su hacer, cantando (y luego en sus múltiples facetas: investigadora, didáctica, editorial, organizativa…).

La Misa de Requiem, que quizá escribiera Divitis, quizá Févin, a principios del siglo XVI, es el objetivo propuesto, en la versión del códice Occo (Ámsterdam), la misma de la que partió Douce Memoire para su disco sobre la misma Misa (Requiem d’Anne de Bretagne, lo titularon). Este conjunto prefirió cantar con una voz por parte (dos en el bajo) y refuerzo instrumental de ministriles (Diverdi, nº 207), y aquí es otro el criterio interpretativo, que parte de premisa básica que ha de ser grave, en los dos sentidos del término: porque la solemnidad del acto requiere lentitud para que la reverberación y la resonancia cumplan su función expresiva; y porque el duelo exige explorar los registros más profundos de la voz humana. Esta lentitud explica el formato de los grandes cantorales, en cuyos folios cabían tan pocas notas, y no es sensato pensar que se pasara página desaforadamente, a toda prisa. Por ello, para mayuscular el sentimiento de pena, el cantus firmus se estira tanto, para escandir la expresión del dolor, para que la vibración de vocales y consonantes rituales cuyo texto no es necesario entender porque se conoce, colonice los sentidos. La liturgia de la muerte ha de ser una experiencia telúrica. Y a fe que Organum lo consigue. El tremor de los dos bajos profundos (los incipit de las triples invocaciones del estremecedor Kyrie lo dejan claro) mantiene el cimiento geológico de una polifonía que vertebran cuatro voces femeninas en la voz superius (¡qué color produce este concurso de voces de mujeres!), y dos el resto de las cuerdas (contratenor y tenor). Como es habitual en Organum no se perdonan las lecturas de Epístola y Evangelio ni el Prefacio (la liturgia de la Misa es la celebración de la palabra), cantiladas por el propio Pérès, con voz cada vez más nasal. Es el contexto lo que se privilegia, recordando qué significó la música cuando se escribió. Luego, gusta todo: los trechos más homofónicos, los pasajes donde se juega con especulaciones imitativas (el Gradual, por ejemplo, con el precioso dúo en el versículo Virga tua), los no muchos puramente contrapuntísticos…

Pérès y el ensemble Organum son un espectáculo. Sobrecoge el disco, pero adquieren su ápice de su virtualidad en las puestas en escena. Son necesarios, y es impagable la labor que llevan realizando, no ya para bien de la música antigua, sino en el rescate de un arcaico concepto de sonoridad donde prima lo performativo. Muy pocos tienen eso en su haber. Cantan y el resto debemos escuchar, disfrutar, encogernos, respirar hondo. Luego opinaremos… cuando el vello recupere su flacidez y el aliento regrese.

Josemi Lorenzo Arribas

 

This Requiem is known in five sources; two of them mention no composer, two attribute it to Antoine de Févin, one, the Occo Codex, to Antoine Divitis. It is recorded here in the version transmitted by an early sixteenth-century manuscript, the Occo Codex, a sumptuous, richly illuminated volume. The book was originally intended for use in worship at one of the oldest churches in Amsterdam, built in the fourteenth century on the site of a miracle which played a fundamental role in constituting the religious identity of Amsterdam. Occo was the name of the rich merchant who financed the production of the manuscript. It contains some fifteen masses by great composers of the fifteenth century. Composed at the very end of the fifteenth century, shortly after Iohannes Ockeghem’s setting, this Requiem presents a perfect synthesis of the plainchant tradition and the supreme technical skills of the Franco-Flemish polyphonists who diffused their art throughout western Europe. It was discovered at the end of the twentieth century and has not yet received the full measure of attention it deserves. It is a luminous work. The plainchant melodies, constantly present, sculpted by the living flesh of the polyphonic texture, blaze, shine and reveal the inner energy that, cutting through the centuries, fashions the deployment of time. Antoine Divitis and Antoine de Févin belonged to the last generation of those men who, at the end of the so-called ‘Gothic’ era, brought to its highest degree of sophistication the science of numbers applied to the art of sounds. Not until Johann Sebastian Bach and, later, the serial combinations of the twentieth century will we meet once more the fascination that comes from the contemplation in sound of the laws of numbers – and then it will be in a quite different context. For these men of the fourteenth and fifteenth centuries were not only composers; they were first of all members of a choir – all of them priests and canons – attached to the service of a ritual, and through the effect of their consecrated voices they manifested the presence of a tradition, not as an outmoded catalogue of conventional gestures and words, but as a living energy, an immanent flame that illumines the awareness of being present at a ceremony of cosmic, telluric and eschatological organisation: the organisation of liturgical time.

descuentos especiales

16,95 €

Aeon
Anthonius Divitis; Antoine...
Lux Perpetua; Requiem

16,95 €

Ramée
Recorders Greate and Smale
Música para el consort de flautas dulces de la...
33,90 €
32,21 €

16,95 €

Aeon
Anthonius Divitis; Antoine...
Lux Perpetua; Requiem

16,95 €

Ramée
Recorders Greate and Smale
Música para el consort de flautas dulces de la...

16,95 €

Aeon
Music for a King
El tropario de Winchester; Pierre Chépélov y...
50,85 €
45,77 €

+ del mismo compositor

16,95 €
Ramée
Recorders Greate and Smale
Música para el consort de flautas dulces de la...

+ del mismo sello

16,95 €
Aeon
Jonathan Harvey
Speakings
16,95 €
Aeon
Roberto Gerhard
Integral de cuartetos; Chacona
16,95 €
Aeon
Music for a King
El tropario de Winchester; Pierre Chépélov y Joel...
LA QUINTA DE MAHLER

Nuestro espacio

La Quinta de Mahler
Teléfonos:
91 8053899
91 8961480

El local de la calle Amnistía, 5 de Madrid está cerrado al público por finalización del contrato de arrendamiento. Reabriremos en una nueva ubicación física en Madrid lo antes posible.

Durante este tiempo, seguiremos atendiendo sus pedidos web y telefónicos.

Horario de atención telefónica:
Lunes a viernes
10:00-15:00