buscar

Arsis | BARROCA | RECITAL VOCAL (1 CD)

Facebook Twitter
En este momento, no disponemos de stock físico de este artículo en nuestros almacenes. Por favor, introduzca su dirección de correo electrónico si desea que le avisemos cuando esté disponible.

precio

15,95 €

Sopra Scarlatti
Cantatas para soprano de Domenico Scarlatti


REF.: ARSIS 4226
EAN 13: 8435042600833


El género vocal más cultivado por Scarlatti es el de la cantata de cámara. Las reducidas dimensiones de estas composiciones para voz y pequeño conjunto instrumental permiten al napolitano sutilizar al máximo las posibilidades dramáticas de los textos profanos sobre los afectos, como evidencia este delicioso programa. El estro scarlattiano abandona aquí el exclusivo virtuosismo acrobático para inclinarse por una escritura expresiva pero mesurada, de matices arcaizantes e ingeniosa ejecución ornamental. María Espada, al frente de Forma Antiqua, enamora con su decir hermoso y refinado.


FECHA DE PUBLICACIÓN
08/10/2008

INTÉRPRETES

María Espada, soprano

Forma Antiqva:

Ruth Verona, violón. charotte
Enrike Solinís, archilaúd, guitarra barroca de 5 órdenes
Daniel Zapico, tiorba de 14 órdenes
Pablo Zapico, guitarra barroca de 5 órdenes
Aarón Zapico, dirección y clave flamenco



CONTENIDO

Domenico Scarlatti (1685-1757):

Di Fille vendicarmi vorrei:
1 Andante commodo 4’12
2 Recitativo 1’15
3 Aria 4’21

4 Sonata K178/L162 (2’19)
5 Preludio (1’21)

No, non fuggire o nice:
6 Recitativo 0’46
7 Aria–Andante cantabile 6’34
8 Recitativo 0’57
9 Aria–Allegro 3’18

10 Preludio (4’29)

Tu mi chiedi o mio ben:
11 Recitativo 0’54
12 Adagio 2’33
13 Recitativo 1’01
14 Allegro 1’44
15 Recitativo 0’32
16 Allegro 3’16

17 Sonata K175/L429 (3’29)
18 Preludio (1'04)

Fille, già più non parlo:
19 Recitativo 0’57
20 Cantabile 4’15
21 Recitativo 1’18
22 Allegro 3’42

23 Sonata K32/L423 (1’44)
24 Sonata Códice Veneciano Libro V Nº 25 (2’02)

25 Bis (2’20)

1 CD - DDD - 60'53''


RESEÑA (La Quinta de Mahler)

El conjunto asturiano Forma Antiqva (fundado por los hermanos Aarón, Pablo y Daniel Zapico en 1998) se ha convertido, por méritos propios, en la cabeza visible de la última generación de intérpretes de música antigua españoles. Cantantes e instrumentistas que empezaron a trabajar profesionalmente con la llegada del nuevo siglo y que hoy son ya mucho más que una promesa. “Generación Zapico” bien podríamos llamar a esta reciente hornada de rescatadores de sonidos pretéritos, que a diferencia de las anteriores, ha crecido en paralelo con Internet –y no delante… para marchar luego detrás-, que han asumido y aprovechado, sin proceso de adaptación, el mundo de las webs, los foros, los blogs, el “Gran Hermano” de Google, la “mula”, el indiscriminado y vociferante escaparate del YouTube, los móviles, el mp3 y el horizonte invisible y mágico de los dispositivos bluetooth. Ellos no existían -o casi- cuando en los 70 la música antigua empezó a interesar en España, eran niños cuando en los 80 los últimos vinilos y el cd popularizaban aquello de los “instrumentos originales”. Fueron adolescentes en los 90, cuando se disparó la formación de grupos barrocos y la asistencia a cursos de verano, cuando Radio-2 nos descubría a Musica Antiqua Köln, al Hilliard Ensemble o a “un tal Herreweghe”, cuando se hacían largas colas para escuchar por vez primera a “los Tallis” o a “Les Arts Florissants”. Pues bien, aquellos niños crecieron, como era de suponer. Venían empujando y aquí están. Graban sus discos, y lo hacen al mejor nivel.

Tras el prometedor “Bizarro” (su primer cd) y el arrebatador “Insólito Estupor”, nos llega ahora este monográfico Domenico Scarlatti, que no es sino una inmejorable oportunidad para conocer la música vocal de un autor mayoritariamente encumbrado por su legado clavecinístico. “Sopra Scarlatti” nos descubre un mundo en general muy poco frecuentado: el de las cantatas para voz y continuo, sin más instrumentos para dialogar. ¿Para qué mas? nos dicen los chicos de Forma Antiqva. La fabulosa soprano extremeña María Espada representa –literalmente- un canto plagado de matices dramáticos, acompañada de un suculento bajo continuo en el que la cuerda pulsada es la absoluta protagonista, mostrando la más amplia galería de recursos y timbres puestos al servicio de una intención musical arrebatadora. Pero si quedaran dudas sobre la competencia de los “continuistas”, cada uno de ellos tiene su sonata o preludio para hablar en solitario. Particularmente generosa se muestra la cellista canaria Ruth Verona, con un preludio de casi cinco minutos, que inevitablemente nos hace recordar los soliloquios de Bach. Y de propina el delicioso “Se l’aura spira” de Frescobaldi. ¿Qué más se puede pedir?

Disco bellísimo, indispensable a la par que esperanzador, pues con él podemos empezar a pensar, como dirían los demógrafos, que “la renovación generacional está garantizada”

Caronte


*************************

El hecho de que Domenico Scarlatti haya sido, probablemente, el más extraordinario clavecinista de la historia
y, lo que es más importante, autor asimismo de un excepcional —por extensión y calidad— corpus musical dedicado al teclado e integrado por más de medio millar de sonatas no ha favorecido, ciertamente, la difusión del resto de su ingente producción creadora.

Son muchos los factores que han contribuido al oscurecimiento en el que, hasta hace muy pocos años, ha estado sumido el legado ajeno al universo instrumental que elaborara el prolífico músico napolitano: las escasas referencias biográficas, la confusión en las atribuciones, las abundantes dudas en cuanto a la cronología exacta y fecha de composición de una gran parte de su obra, la desaparición de muchas de sus partituras autógrafas, en especial las correspondientes a su abundante catálogo operístico nacido en los primeros años de su carrera en tierras italianas… Y es que la justa celebridad de Scarlatti comoautor de una obra para teclado de dimensiones colosales —a la que debe en exclusiva su fama, a diferencia de sus contemporáneos Rameau, Bach o Haendel—,
compuesta fundamentalmente durante la segunda mitad de su vida, transcurrida en la península ibérica, ha eclipsado irremediablemente una faceta del arte scarlattiano —la consagrada a la voz— en modo alguno desdeñable y a la que dedicó buena parte de su talento y esfuerzos como compositor.

Es más que probable que la marginación que, durante décadas, musicólogos e intérpretes han mostrado hacia esta parte de su catálogo proceda de su condición de obra juvenil, compuesta cuando la carrera del músico atravesaba vías en cierto modo convencionales y todavía sometidas a una enorme influencia paterna pues debe recordarse que Alessandro Scarlatti (1660-1725), máximo responsable de su sólida formación musical, fue uno de los más reputados compositores vocales de su época. Parece lógico, por tanto, que la obra vocal de Domenico
siguiera las sendas estilísticas y los modelos formales de su afamado progenitor.

Las sucesivos cargos que el joven Scarlatti detentara en su tierra natal (organista y compositor de la Real Capilla de Nápoles en 1701, de la que era maestro Alessandro, maestro de capilla de la reina exiliada de Polonia,
María Casimira, en Roma hasta 1714, y el puesto homónimo en la prestigiosa Cappella Giulia vaticana desde esa fecha) hasta su traslado a Lisboa a finales de 1719, donde tuvo a su cargo la educación musical del hermano del rey, Don Antonio de Braganza, y especialmente de la princesa María Bárbara, hija del monarca y reina de España desde 1746 como esposa del rey Fernando VI, posibilitaron la redacción de numerosas partituras vocales de todo género, desde el operístico —Tolomeo e Alessandro (1711), Ifigenia in Aulide (1713), Berenice, regina d’Egitto (1718)— hasta numerosos oratorios y cantatas de asunto religioso —La conversione diClodoveo, re di Francia (1709), Applauso devoto al nome di Maria Santissima (1712) —, a las que se suman no pocas serenatas, pastorales y otras páginas conmemorativas para los festejos y celebraciones de la fastuosa corte lisboeta del rey Juan V.

Aun así, el género vocal cultivado en mayor número por Scarlatti —se conservan más de medio centenar de piezas— es el de la cantata de cámara. Las reducidas dimensiones de estas composiciones para voz y un pequeño conjunto instrumental (violón, tiorba, archilaúd, guitarra, clave…), distribuidas en una o dos arias precedidas de sus correspondientes recitativos, permiten, no obstante, que el músico experimente las posibilidades
dramáticas de unos textos de temática profana que, pertenecientes en su mayoría al subgénero de la lettere amorose, nos hablan de los tormentos de la experiencia amorosa: sentimientos no correspondidos, celos, desasosiego, infelicidad, abandono y venganza.

El estro scarlattiano abandona aquí el exclusivo virtuosismo acrobático practicado por tantos de sus coetáneos para inclinarse por una escritura que, no exenta de dificultades para el cantante, hace hincapié en los matices
expresivos, la plasmación de los afectos y la ingeniosa ejecución ornamental, sin desdeñar algunos rasgos arcaizantes, presentes igualmente en muchas de sus más logradas producciones religiosas. El luminoso lirismo melódico del napolitano brilla en páginas como el aria “A te sol, Bella, dimando” de la cantata No, non fuggire o Nice, la nostálgica languidez de “Ha il tuo volto un non sò che”, perteneciente a Tu mi chiedi o mio ben, y “Allor ti pentirai”, que parecen remitir a pasajes análogos del primer Haendel —con quien Scarlatti compitió en una de las veladas musicales organizadas en Roma por el cardenal Ottoboni—, la atmósfera cercana a la ópera bufa napolitana que rezuma “O se ride o se favella”, o el tono desenfadado, contagiado de giros populares
—los que luego darán lustre a sus más originales sonatas para teclado— que puede apreciarse en el aria “Separla il core, bell’Idol mio”.

Juan Manuel Viana

+ del mismo compositor

27,90 € 23,70 €
Glossa
Il Canto della Sirena
Cantatas napolitanas del Barroco
16,95 € 14,40 €
Glossa
Piano e forte
Música de la Corte Médici en el primer pianoforte...
16,95 € 14,40 €
Glossa
Alessandro Scarlatti
Serenate a Filli

+ del mismo artista

16,95 € 14,40 €
Chandos
Joaquín Turina
Canto a Sevilla
25,90 € 22,00 €
Glossa
José de Nebra
Iphigenia en Tracia
25,90 € 22,00 €
Glossa
Antonio Caldara
Il più bel nome

+ del mismo sello

15,95 € 13,55 €
Arsis
Louis François Dauprat
Sextetos y cuartetos para trompas en diferentes...
16,95 € 14,40 €
Arsis
CANCIÓN DE ARTE
Obras de J.Nin, G.Durán, R.Halffter, S.Bacarisse...
18,95 €
Arsis
Ab origine
Obras para trompa natural
LA QUINTA DE MAHLER

Nuestro espacio

La Quinta de Mahler
Teléfonos:
91 8053899
91 8961480

Nuevo local
Galileo 46
28015 Madrid

Horario
Lunes a viernes
11:00-14:00
17:00-20:00
Sábados
11:00-14:00
Festivos cerrado